LIDERAZGO DE LOS CARGOS INTERMEDIOS Y SUS EQUIPOS

A menudo los cargos intermedios tienen que sufrir la tensión de tener que cumplir las órdenes de unos jefes más o menos alejados de la realidad de los equipos y que buscan unos resultados empresariales que no siempre coinciden con los intereses y los expectativas de los equipos dirigidos por los cargos intermedios.

Esta diferencia entre el cual denominamos “nivel de realidad consensuada” de una dirección que quiere mantener unos plazos y el “nivel de sueño”, de ilusión de los trabajadores puede llegar a hacer fracasar grandes proyectos. Es por eso que es muy importante que la relación entre los diferentes mandos verticales sea fluida, real y bidireccional.

Hay unos principios que a nuestro entender tendrían que definir cualquier líder independientemente de su posición:

– Defender y proteger la finalidad de la organización respetando los Derechos Humanos.

– Respetar el equipo que lidera integrando todos sus miembros.

– Ser un buen/a comunicador/a y gestionar el equipo de forma eficaz.Esto supone, que al otorgar una responsabilidad de liderazgo, la empresa como sistema organizacional, no solo es te cuento los capacidades técnicas del responsable de equipo, sino que tiene que garantizar la preparación para el cargo.

Tal y como dijo el potenciador de McDonalds, Ray Kroc: “Cabe de nosotros es tan bueno como todos juntos”.En Latinoamérica es hicieron programes entre los consideradas 10 mejores empresas del continente donde todos los líderes experimentaran los diferentes partes de su organización, promovieron la culturalitzación dentro del territorio donde trabajan sus líderes, de forma que pudieran comprender y empatizar con sus equipos. Posteriormente apostaron para mantener el equilibrio entre familia y trabajo de todos los miembros de la empresa. Los expectativas es cumplieron y los beneficios aumentaron.

Según estudios realizados en diferentes ámbitos empresariales, y publicados repetidamente, se ha confirmado que los cargos intermedios tienen que estar preparados como los directivos generales para gestionar la complejidad y esto supone estar preparado para poder tomar decisiones, inspirar compromiso y estar dispuestos a aprender.

Una buena manera de escoger los persones con cargos es buscar los líderes naturales dentro de la plantilla.

Estaremos de acuerdo que a menudo, como publicó hace un tiempo el señor Rodrigo Rojas, la gente no renuncia a los empresas sino a los jefes malos. Los cargos intermedios tienen que estar pues, muy preparados también en la gestión de los equipos y en la gestión de la comunicación efectiva. Tienen que poder mantener el equilibrio entre conseguir los objetivos y relacionarse expresando los pensamientos y sentimientos de manera constructiva y dando reconocimiento al trabajo bien hecho para crear espacios de oportunidad.

Si miramos los encuestas de trabajadores publicadas y opiniones de los equipos de diferentes organizaciones, los resultados coinciden en que los trabajadores busquen un equipo dirigido por una persona con carisma, estimulación intelectual, inspiración, y consideración por las necesidades de cada individuo. Y desean trabajar con un equipo donde domine la claridad en los objetivos, buena gestión de la comunicación, reconocimiento del trabajo hecho, posibilidad de mejora laboral y sobre todo un equilibrio entre el bienestar dentro de la empresa y la vida familiar.

Mònica Jal

chevron_left
chevron_right

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Comentario
Nombre
Correo electrónico
Web